Calle Antonio Muñoz Molina, 1. 28521 Rivas - Vaciamadrid. Madrid.

Horario : 8:00 a 21:00h ininterrumpidamente de Lunes a Viernes
  Teléfono : 91 499 45 45 / 91 499 45 89

Recomendaciones para tomar el sol

Tomar el sol es una practica que realizamos la mayoría de las personas, aunque sea al pasear por la calle. Lo que ocurre que hacerlo de forma inadecuada o sin tomar las medidas de prevención necesarias puede acarrear problemas de salud.

  • Envejecimiento prematuro.
  • Cáncer de piel. Tomar el sol es la primera causa de aparición de melanomas, el tipo de cáncer de piel más peligroso.
  • Problemas en la vista como cataratas.
  • Quemaduras.

No obstante, el sol es necesario para nuestro organismo y siempre que se tome con precaución y en su justa medida tiene beneficios como:

  • Crece la hemoglobina en sangre.
  • Reduce las infecciones respiratorias.
  • Mejora la capacidad cardiovascular.
  • Disminuye la presión sanguínea.

Recomendaciones para tomar el sol

Lo más importante es utilizar crema solar que tenga acción contra la radiación tanto UV como UVB y en el máximo porcentaje posible, nunca inferior a 30%. Se debe aplicar antes de exponernos al sol y renovarla periódicamente, aproximadamente cada media hora.

Aunque creamos que la crema solar es solo necesaria en verano estamos equivocados. Durante todo el año estamos expuestos al sol, principalmente en las zonas visibles como cara o cuero cabelludo. Por ello, independientemente de la época del año debemos aplicar fotoprotector en dichas partes, en invierno no será necesario renovarla tan habitualmente.

A pesar de la crema solar en la medida de lo posible hay que evitar tomar el sol durante muchas horas seguidas. Si vamos a la playa o a la piscina se recomienda utilizar sombrilla y elementos como sombreros o gorras.

La hidratación también es fundamental para nuestro cuerpo, por ello debemos beber abundante agua.

También hay que tener mucha precaución en casos concretos. Cuando tenemos moratones o nos echamos productos en la piel que tienen alcohol y posteriormente tomamos el sol puede provocar manchas. Inadecuado es también depilarse justo antes de ir a la playa o piscina, sea con cuchilla o con cera la piel se irrita más fácilmente y con la exposición al sol se puede inflamar la zona y producir dolor.

¿Qué hacer después de la exposición al sol?

El cuidado de la piel también implica tomar medidas tras tomar el sol. Lo más apropiado es ducharse con agua fría para que la circulación se reactive. Así mismo es importante echarse crema aftersun. Permite que la piel recupera la hidratación ya que con el sol produce sequedad, suavidad y reparación.

La hidratación también se consigue como hemos mencionado tomando abundante agua, acción que no solo hay que realizar antes y durante el tiempo que tomamos el sol, también después.

La alimentación es importante. Hay algunos alimentos que ayudan a mejorar la sequedad que se produce en la piel después de tomar el sol como el brócoli o el zumo de limón. La rojez de la piel también puede calmarse, además de con crema con alimentos como la soja o cualquier alimento rico en vitamina E.