Calle Antonio Muñoz Molina, 1. 28521 Rivas - Vaciamadrid. Madrid.

Horario : 8:00 a 21:00h ininterrumpidamente de Lunes a Viernes
  Teléfono : 91 499 45 45 / 91 499 45 89

Blog

fisioterapeuta en Rivas

¿Qué puede tratar un fisioterapeuta?

La fisioterapia o Terapia Ocupacional es una rama de la medicina que se enfoca en la reparación de los músculos y la movilidad física. Nuestro fisioterapeuta en Rivas te atenderá gracias a los conocimientos que tiene de la anatomía humana y de diferentes herramientas especiales (barras, pelotas y máquinas para realizar ejercicios). La finalidad es realizar diferentes movimientos repetitivos con la finalidad de aliviar el dolor. También ayuda a aquellas personas que, por los motivos que fuere, tuviesen restricción de la movilidad causada por diferentes enfermedades o lesiones. Entre las lesiones más comunes se encuentran, principalmente, las contracturas musculares.

Funciones de un fisioterapeuta

Las funciones de un fisioterapeuta son variadas siempre dentro de la práctica médica. Un fisioterapeuta puede tratar problemas en traumatología: esguinces, fracturas, contracturas… También son profesionales en medicina deportiva, por lo que pueden ayudarte en tus entrenamientos, acondicionamiento físico, recuperación tras la práctica deportiva, aliviación de sobrecargas…

Sin embargo, el médico fisioterapeuta también puede tratar otros problemas como artrosis o artritis, neumología y cirugía torácita, asuntos de cirugía plástica como liposucciones o intervenciones del tabique nasal, obstetricia, geriatría…

Durante las sesiones con el fisioterapeuta, el profesional puede diseñar e implementar un plan de tratamiento personalizado. Atendiendo a las necesidades del paciente y a su dolor, lo atenderá leyendo y analizando los informes médicos previos. Realizará una evaluación inicial para conocer cuál es la situación del paciente y su movilidad. Creará un plan, siempre personalizado en función de cada persona, con la finalidad de que la rehabilitación sea lo más gratificante posible. Enseñará a los pacientes y asistirá a los mismos en la realización de diferentes ejercicios, diseñados para ayudarles a que puedan recuperar la movibilidad limitada por el daño del músculo.

Sesiones con el fisioterapeuta

En las sesiones llevarán un registro de las mejorías, un diagnóstico y metas que el paciente va consiguiendo. En caso de ser necesario, consultará con otros profesionales de la medicina y realizará un seguimiento de progreso, diseñando un programa de rehabilitación.

Los fisioterapeutas suelen trabajar en hospitales, centros médicos o clínicas fisioterapeutas. Por eso, si estás buscando un fisioterapeuta en Rivas, en Clínica Levante podemos aportarte el mejor tratamiento de la mano del mejor profesional.

Es por ello que nuestro fisioterapeuta en Rivas te realizará un estudio previo para ver cuál es tu situación junto con el análisis del historial médico. Con todos los datos, creará un tratamiento apropiado a tus necesidades. Tras esto, realizará un seguimiento del historial y proporcionará mejoría médica. Irá evaluando el progreso y modificando el tratamiento teniendo en cuenta siempre la situación del paciente.

Situaciones más típicas para acudir al fisioterapeuta en Rivas

Para mucha gente, la fisioterapia únicamente trata temas de rehabilitación física o tras operaciones quirúrgicas o accidentes. Y a pesar de que está muy indicada para estos casos, existen muchísimas ocasiones en que podemos necesitar un fisioterapeuta.

Es importante entender que el fisioterapeuta ayudará a tratar una lesión, corregir posturas y aliviará el dolor de ciertas dolencias y enfermedades. La fisioterapia hace mucho hinchapié en la prevención, por lo que no solo se recurre a ella en casos extremos. El fisioterapeuta puede proporcionar tablas de ejercicios o estiramientos más adecuados para lograr nuestra recuperación, así como fortalecer las articulaciones.

Por tanto, acudir al fisioterapeuta en rivas puede ser una buena idea si tenemos dolores de espalda o de cuello, si notamos contracturas musculares o tendinitis, artrosis, fibromialgia…

¡Así que no lo dudes y pide cita cuanto antes!

Saber más
clínica privada en Rivas

Ventajas de tener una clínica privada de referencia con todas las especialidades

Seguro que te has encontrado con la siguiente situación en más de una ocasión: tienes que ir al dentista pero tu hijo tiene que ir al pediatra. Ambos lugares están en sentidos opuestos y, como no, al final terminas sacrificando tu cita con el dentista para poder ir al pediatra. Pues bien, esto puede dejar de pasarte si apuestas por ir a un centro con todas las especialidades. Si buscas una clínica privada en Rivas, ¡adiós problemas! Podrás acudir al pediatra y al dentista sin tener que sacrificar una cita.

Ventajas de tener un centro médico en Rivas con todas las especialidades

Cada vez son más las personas que deciden buscar un centro médico en Rivas donde puedan acudir a todos los especialistas que necesitan. En nuestra clínica privada tendrás diferentes especialistas, profesionales y cercanos, con los que podrás citarte para hacer tus revisiones periódicas. Entre las ventajas que tiene nuestra clínica privada en Rivas, destacamos las siguientes:

  • Cercanía. Sin duda, esta puede ser una de las mayores ventajas. El no tener que desplazarte demasiado lejos puede ayudar a la hora de hacer tus revisiones. Mucha gente no acude a sus revisiones con el dentista por pereza pero, si tienes el centro cerca de casa, es bastante más común que sí que acudas.
  • Trato de confianza. Una de las grandes ventajas que tiene ir a una clínica privada es que los profesionales que trabajan en ella te conocen. El trato es cercano y, sobre todo cuando se trata del pediatra, es muy importante que haya conexión y sintonía entre ambos.
  • Tratamiento multidisciplinar. Muchos problemas de salud vienen provocados por otros. El bruxismo, por ejemplo, es un claro ejemplo. Es necesario acudir al dentista, lógicamente, pero el problema suele tener un transfondo psicológico. Cuando llega alguien con algún  problema que requiera la atención de varios especislistas, se proponen todas las medidas en el mismo lugar y en el momento. Así, el tratamiento es mucho más completo, más rápido y más cómodo.
  • Todo en uno. Antes de renovar el carnet de conducir, si usas gafas, deberás asegurarte de que la graduación no ha ido a más. ¡Imagina poder hacerlo todo en el mismo sitio! Es cómodo y mucho más rápido. Olvídate de largas esperas o de demasiados días. Todo en uno

Clínica privada de referencia

En Clínica Levante Rivas queremos que todo sea lo más cómodo posible para ti y para los tuyos. Por eso, en nuestra clínica médica privada encontrarás todos los servicios: pediatría, medicina general, odontología, pediatría, ginecología, psicología… Queremos ser tu centro médico de confianza y, por ello, compartimos contigo nuestra larga experiencia. Nuestros médicos profesionales están bien formados.

Desde el primer momento te sentirás cómodo y con la confianza suficiente para contarnos qué es lo que necesitas y te ayudaremos lo más rápido posible. ¡Acércate a nuestra clínica privada en Rivas! Estaremos encantados de enseñarte nuestra clínica y contarte cuáles son los servicios médicos que ofrecemos. Comodidad y cercanía desde el primer momento.

Saber más
psicólogo para niños

Psicólogo para niños: en qué puede ayudarles

Acudir al psicólogo a edades tempranas debe dejar de ser visto como un hecho aislado y complejo y comenzar a entenderse como algo común y en muchas ocasiones necesario. Muchos niños o adolescentes tienen problemas a la hora de exteriorizar sus sentimientos, lo cuál provoca que no sepan expresar o reaccionar de forma adecuada a cómo se sienten y, por tanto, terminen aprendiendo erróneamente y actuando todavía mejor. Por eso, la psicología infantil es tan necesaria. Acudir al psicólogo para niños en Rivas es una forma de que tu hijo reciba la ayuda que necesita.

Por qué acudir al psicólogo para niños

En Clínica Levante nuestros psicólogos trabajan de forma integral para abordar cualquier problema, tanto personal como familiar o escolar que pueda aparecer en edades tempranas y que pueda suponer un problema en un desarrollo futuro.

Es normal que los niños experimenten cambios importantes y bruscos tanto en su carácter como en su comportamiento debido a su rápido crecimiento. Acudir al psicólogo para niños en Rivas puede ayudar tanto a tu hijo, a aprender a lidiar con esta situación, como a los padres, para aprender a manejarlo.

Por eso, en muchas ocasiones se realiza una terapia multidisciplinar. Consideramos importante que las sesiones con los menores de 14 años sean en compañía de los padres, pues no solo hay que ayudar al pequeño, sino también hay que enseñar a los padres para que aprendan a manejar la situación.

Diagnósticos según las edades

La edad es un factor muy determinante a la hora de buscar un psicólogo para niños. Es importante entender que durante la infancia, una conduca puede ser considerada normal con tres años, y puede ser síntoma de un problema con 6. Un comportamiento aislado no es un síntoma de problema, sino que debe estudiarse y atenderse dependiendo de la edad de la persona.

Es muy común que los padres acudan a un psicólogo para niños pensando que son inquietos e hiperactivos. Sin embargo, más de la mitad de los niños que han tenido un desarrollo completamente normal han sido estudiados con “estos síntomas”. Sin embargo, no cumplían con los criterios ni de hiperactividad ni de déficit de atención. Es decir, que aunque pensemos en muchas ocasiones que el niño o la niña se está comportando de una manera extraña, debemos entender que son pequeños y que hay comportamientos que son completamente normales para su edad.

Sin embargo, no hay que subestimar las preocupaciones o la ansiedad que puedan sufrir los niños. Según un estudio de la Universidad de California, la mayoría de los padres lo hacen, sobreestimando su nivel de optimismo. Es necesario entender que los niños pueden tener dificultades para afrontar diferentes situaciones, sobre todo cuando estas situaciones superan sus propios recursos psicológicos (normales a su edad).

Cuando acudir a un psicólogo para niños

Si quieres acudir a tu psicólogo para niños en Rivas, te recomendamos acudir cuando el niño presente conductas extrañas para su edad y que tampoco están siguiendo un patrón cultural. Esto podría suponer un retraso en su desarrollo o su involución. Eso sí, estas conductas deben ser persistentes en el tiempo, existir un patrón a lo largo de un periodo y, además, que esté teniendo consecuencias, como el retraso en el desarrollo o la involución.

Sin embargo, es normal que a veces nos sintamos desorientados y no sepamos bien cómo ayudar a nuestro hijo. En esta situación, la mejor alternativa es pedir consejo a un experto en psicología para niños.

Saber más
dentista en Rivas

Cada cuánto tiempo hay que ir al dentista

Ir al dentista de forma regular es mucho más aconsejable que hacerlo únicamente cuando se trata de una emergencia. Tan solo con dos visitas al año podemos ahorrarnos el tener que buscar un odontólogo de urgencia. El sangrado de encías, las caries, la rotura de un diente y el dolor son algunos de los motivos que más llevan a las personas a acudir a nuestra clínica odontológica en Rivas. Sin embargo, puedes ahorrarte muchos problemas si acudes una vez cada seis meses.

Si visitas a nuestro dentista en Rivas, te recomendará hacer dos visitas al año para asegurarse de que tu salud bucal es la adecuada. En el caso de que te encuentres en medio de un tratamiento como la ortodoncia o los implantes dentales, te aconsejará acudir con mayor regularidad. Para que el tratamiento sea un éxito es recomendable hacer un correcto seguimiento.

Cuándo ir al dentista siendo adulto

Son muchos los factores que hacen que una persona no vaya con regularidad al dentista: la falta de planificación, la falta de tiempo o el miedo al dentista son algunos de los más comunes. Generalmente, si tenemos una higiene razonable, el proceso por el cual se desarrollan caries o sarro es relativamente lento, sobre todo en el calor de lavarse siempre los dientes tras las comidas, no comer mucho dulce, no fumar o beber alcohol.

En el caso de las personas con patologías previas o que suelen fumar, es recomendable acudir con más regularidad. También en el caso de sufrir periodontitis o gengivitis, ya que es necesaria una limpieza bucal cada 6 meses.

Por qué hay que ir periódicamente al dentista en Rivas

Acudir a tu dentista en Rivas es la mejor forma de mantener en regla tu higiene bucal. Una buena prevención tiene muchísimos beneficios.

  • Ahorro económico. Las visitas con regularidad no son caras (incluso a veces son gratuitas). Una limpieza bucal es uno de los tratamientos más económicos y puede llegar a evitar situaciones que requieran un gran desembolso de dinero. Una endodoncia, por ejemplo, es un tratamiento bastante caro que podría evitarse si vamos de forma regular al dentista.
  • Detectar enfermedades crónicas. Según la Organización Mundial de la Salud, las dolencias bucales comparten factores de riesgo con enfermedades importantes: cáncer, enfermedades respiratorias, diabetes o enfermedades cardiovasculares. Eso se debe a que suelen estar directamente relacionadas con dietas insanas, tabaquismo y consumo de alcohol.
  • Evitamos problemas mayores. Acudir con regularidad al dentista es la mejor forma de evitar posibles problemas mayores. Por ejemplo, la aparición de caries se podría evitar si vamos 1 vez cada seis meses al dentista.Las caries o la periodontitis son consideradas como “enfermedades silenciosas” ya que estas aparecen cuando ya están avanzadas. Sin embargo, si acudimos con regularidad al dentista, podemos salvar un diente sano.

Acudir al dentista en Rivas con regularidad, tanto en niños como en adultos, es necesario para evitar posibles problemas y emergencias. Lógicamente, entre visita y visita al dentista, es nuestra responsabilidad realizar una correcta higiene bucal que nos permita mantener el cuidado de nuestros dientes y encías.

Si ves tus encías rojas, tienes sangrado, se irritan con el frío o te duele algún diete son síntomas evidentes de la necesidad de acudir a tu odontólogo en rivas para que te realice el mejor tratamiento posible y te ayude a cuidar tu higiene bucal.

Saber más
Clínica privada en Rivas

Consejos para encontrar tu clínica privada de referencia

Cuando nos encontramos mal y necesitamos atención de un especialista médico, la rapidez se convierte en una de nuestras prioridades. Quizás hemos hecho un mal movimiento y tenemos una contractura muscular que nos bloquea la liberación del músculo. A lo mejor nos duele una muela y necesita ser empastada de urgencia, o simplemente hemos notado que no nos encontramos bien y necesitamos hablar con un psicólogo. Todas estas situaciones requieren acudir primero a un centro de salud y que sea nuestro médico de familia quien nos derive a un especialista.

Esta es una de las principales ventajas que proporciona una clínica privada en Rivas. Se reducen considerablemente los tiempos de espera. La sanidad pública se encuentra actualmente saturada y tener un centro médico privado cerca de casa hace que este problema desaparezca.

Podrás acudir a tu clínica privada en Rivas y solicitar tu cita con el especialista que necesites. Además de la rapidez a la hora de atender nuestro problema, existen otra serie de ventajas que se pueden tener en cuenta.

Ventajas de acudir a una clínica privada en Rivas

La sanidad pública se encuentra saturada y eso se traduce en largas esperas, pocas camas libres y una atención rápida que muchas veces no es eficaz. En cambio, entre las ventajas que tiene acudir a una clínica privada se encuentra la reducción de espera de las citas. Verás al especialista que necesites en el menor tiempo posible y siempre obteniendo la mejor atención: personalizada y muy cuidada.

Todos nuestros profesionales dedican el tiempo preciso y necesario para que los pacientes se sientan bien atendidos y su problema quede resuelto. Es más, existen ocasiones en las que el problema tiene un transfondo que debe ser atendido por otro especialista. En esta ocasión, se realiza un tratamiento multidisciplinar de ambos especialistas para poder cortar el problema de raíz.

Tanto si tienes un seguro de salud contratado como si lo que estás buscando es acudir en una única ocasión, la proximidad se convierte en un factor clave. Por eso, si estás buscando acudir a una clínica privada en Rivas, en Clínica Levante contamos con los mejores profesionales, con sus títulos y formación necesarios para proporcionarte la mejor atención posible.

Queremos convertirnos en tu centro de referencia y el de tu familia. Por ello, además de contar con sericios para adultos, como psicología, medicina deportiva, realización del psicotécnico para el carnet de conducir o ginecología, también trabajamos con tus hijos. Tenemos grandes profesionales en el mundo de la pediatría y la psicología infantil. Todos nuestros profesionales están formados en el trato cercano, creando un vínculo especial con el paciente.

Mejora tu estilo de vida

En Clínica Levante tratamos cualquier posible problema con el que te encuentres. Pero también puedes acudir a nuestro centro médico privado de  manera preventiva, con la finalidad de lograr que no existan problemas a largo plazo. La idea es conseguir tener una salud de hierro, óptima, donde evitemos que los problemas puedan pasar a mayores.

Mejorarás tu estilo de vida acudiendo de forma asidua al médico, logrando así un estudio previo, un seguimiento y un cuidado para evitar que puedan ocasionarse problemas de mayor relevancia.

Queremos mejorar tu estilo de vida y tu salud y, por ello, queremos que acudas a nuestra clínica en Rivas. Te ofreceremos el mejor trato posible, personalizado y siempre de la mano de los mejores profesionales.

Saber más
análisis clínicos en Rivas

Por qué debes hacerte unos análisis clínicos cada año

Por qué debes hacerte unos análisis clínicos cada año

Por lo general, únicamente acudimos al médico cuando se trata de algo que consideramos “grave”. Sin embargo, hacerte unos análisis clínicos una vez al año es lo que recomiendan los médicos. Con estos análisis procedemos a un mayor conocimiento de las enfermedades hereditarias, si existe algún factor de riesgo o si estamos empezando a tener algunos niveles fuera de lo común. Encontrar cuanto antes cualquier anomalía puede ayudar a tener un estado de salud óptimo. Por ello, una vez al año te aconsejamos hacerte unos análisis clínicos en Rivas, en nuestra clínica Levante.

Por qué es necesario hacerse un análisis clínico al año

Es importante tener pleno conocimiento de nuestros niveles para evitar posibles enfermedades. Desde el Colegio de Farmacéuticos aconsejan realizar un análisis clínico justo después de las vacaciones de Navidad. En estas fechas se suelen cambiar los hábitos: realizamos menos deporte, comemos mucho más azúcar y las comidas en general son más copiosas y menos sanas. Si bien es cierto que no tiene por qué afectar a nuestro estilo de vida, todo depende de la persona y de la edad y, por eso, acudir a hacerte un análisis clínico en Rivas una vez finalizadas las Navidades es la mejor forma de asegurarnos que nos encontramos perfectamente. 

Con un sencillo análisis de sangre se pueden conocer los niveles de lípidos para tener controlado el colesterol total, el colesterol LDL, el colesterol HDL y los triglidéridos. Así comprobamos que estos son los adecuados o si se han visto alterados. Se trata de hacer un chequeo para comprobar que todo está bien.

Acudir al análisis clínico en Rivas en ayunas

Son muchas las personas que no saben bien por qué es necesario ir en ayunas a un análisis clínico. Si estás pensando en hacerte un análisis clínico en Rivas tienes que saber que sí, es necesario ir en ayunas básicamente por dos motivos:  

En primer lugar se trata de una cuestión fisiológica: algunos parámetros de la analítica (como el colesterol o la glucosa, las transaminasas, la calcitonina…) cambian después de ingerir alimentos. Por eso, es preciso que estos se encuentren lo menos alterados posibles. Si acudes a hacerte un análisis clínico tras haber desayunado, es probable que los nieles de azúcar te den bastante altos.  Si sueles tener el azúcar bajo, estarías enmascarando posibles problemas mayores.

El ayuno de ocho horas pretende medir los niveles de ciertas sustancias precisamente sin que la ingesta de alimentos pueda alterarlos. La glucosa es, precisamente, el parámetro que más suele analizarse en los laboratorios.

Otro motivo es que si no acudimos en ayunas, posiblemente la sangre se encuentre más turbia y, por tanto, interfiera en los equipos a la hora de medir cualquier nivel en cuestión. Es importante analizar la mejor muestra posible para que no interfiera ni en los equipos ni en los resultados.

Aspectos como fumar o realizar ejercicio antes de la realización de los análisis clínicos también pueden afectar a los niveles. Del mismo modo, si por el motivo que fuera nos encontramos en medio de un tratamiento, es fundamental que nos tomamos las pastillas en cuestión tras la extracción de sangre. Por eso, es recomendable realizar en análisis clínico cerca de casa. Contamos con los mejores profesionales para realizar análisis clínicos en Rivas, de manera que estés cerca de casa y puedas desayunar tras realizarte el análisis.

Saber más
revisiones en el pediatra

Cuáles son las primeras revisiones en el pediatra para mi bebé

Si hay algo realmente importante para un padre es la salud de sus hijos. Las primeras revisiones en el pediatra son muy importantes. Cuando son pequeños, los bebés no pueden decirnos qué es lo que les sucede. Por eso, acudir al pediatra para bebés en Rivas se convierte en una prioridad. El pediatra pasa a convertirse en una figura clave dentro de la familia. Resolverá las dudas y tratará del mejor modo posible a tu bebé.

Aunque el bebé no esté malito, es preciso realizar las revisiones adecuadas y acudir al pediatra de forma periódica. Es durante los primeros años de vida cuando estas revisiones se vuelven más frecuentes. Los cambios se producen de manera acelerada y es cuando existe riesgo de retraso en el crecimiendo, por lo que es importante que las complicaciones se detecten y se traten cuanto antes.

Una vez hemos llegado a los 2 años, las revisiones empiezan a producirse cada dos o tres años aproximadamente, hasta los 14. En las revisiones el médico especialista pesará y medirá a nuestro bebé. Le administrará las vacunas pertinentes según el calendario de vacunación y evaluará su desarrollo psicomotor.

Primeras revisiones en el pediatra: nacimiento y 24 horas

La primera revisión se realiza nada más nacer el bebé. Este examen se conoce como Test de Apgar y en menos de un minuto se valora el tono muscular del bebé, el color de la piel, la respuesta del mismo a estímulos externos y su frecuencia cardíaca y respiración. Estas variables se miden en una puntuación de 0 a 10. Con el resultado podremos saber qué tal ha llevado el bebé el esfuerzo del parto, si respira correctamente o si necesita ayuda. Una vez realizado el test, se pesa al bebé, se mide su altura y el perímetro de la cabeza. Para terminar se le administran unas gotitas en los ojos para prevenir una posible conjuntivitis.

En la segunda revisión con el pediatra se realiza un examen físico. Es el pediatra del hospital el encargado de realizarlo pasadas las 24 horas de vida. En este examen se revisa el estado de la fontanela, que es la zona blandita de la coronilla donde todavía no se han unido los huesos del cráneo, la simetría de los ojos, la boca y las clavículas para asegurarse que no se hayan roto en el parto. Se encargará de auscultar el corazón y los pulmones y comprueba que mueve bien el torax. También realizará un examen para revisar las caderas y descartar posibles luxaciones, así como los pies, las manos y los genitales. Esta revisión se realizará periódicamente durante el primer año.

Revisiones en el pediatra para bebés en Rivas

A los cinco días tras el parto tenemos que acudir a nuestro pediatra en Rivas para hacer otra prueba del talón. En esta revisión se le suministra a los recién nacidos la primera dosis de la vacuna de la hepatitis B.

Durante los dos primeros años de la vida de nuestro bebé, las revisiones estarán centradas en el desarrollo psicomotor. Aquí el pediatra observará cómo gira la cabeza y qué tal coge las cosas con sus manitas. Así mismo, descartará enfermedades infecciosas o congénicas y observará la relación del bebé con los padres. En todas las revisiones el pediatrá medirá y pesará al bebé y comprobará el diámetro del perímetro craneal. Así es como podrá calcular la curva de crecimiento y cómo evoluciona según su sexo y edad.

A la semana de haber dado a luz es recomendable visitar al pediatra para que conozca al bebé y peuda comenzar con si historial clínico. Por ejemplo, en él incluirá si hay enfermedades familiares hederitarias que deban saberse y el tipo de alimentación que toma (si es lactancia materna o artificial).

La segunda revisión fuera del hospital puedes realizarla en tu pediatra para bebés en Rivas. Además del aspecto físico, el pediatra comprobará que todo se está desarrollando de forma correcta y valorará su estado neurológico.

La tercera revisión suele tener lugar a los dos meses tras el nacimiento. En esta ocasión se administran las vacunas pertinentes. El pediatrá volverá a pesar y medir al bebé y comprobará sus reflejos.

Revisiones en el pediatra tras el primer trimestre

Las siguientes revisiones suelen tener lugar a los 4, 6, 12, 15 y 18 meses normalmente. Estas revisiones suelen coincidir con el calendario vacunal. En todas ellas se comprueba las medidas del bebé. En todas ellas se comprobará el desarrollo psicomotor.

Además, durante todas las revisiones el pediatra os dará los consejos necesarios: alimentación, cuidados, ropa, hábitos… Con todo ello, el bebé crecerá sano y fuerte.

Saber más
fisioterapeuta en rivas para aliviar contracturas

Consecuencias de tener contracturas

Seguro que en numerosas ocasiones has oído a personas hablar acerca de las contracturas musculares. Los conocidos como “nudos” son lesiones leves, pero que pueden limitar considerablemente nuestra actividad física o rendimiento. Se trata de una lesión frecuente en la mayoría de la población y, por lo general, suele ser la espalda el foco principal. Por eso, acudir a tu fisioterapeuta en Rivas es la mejor forma de mantener la salud de tus músculos.

Qué es una contractura muscular

Una contractura hace referencia al momento en el que el músculo realiza la contracción propia para generar movimiento o fuerza. Es decir, se trata de una contracción del músculo. Sin embargo, este permanece contraído en el tiempo y no consigue volver a su estado habitual de relajación.

Es normal que una contractura se produzca por diferentes motivos, y no únicamente la práctica deportiva como piensan muchas personas. En este sentido, Por un lado, puede originarse mientras hacemos deporte o durante un movimiento en nuestro día a día. Puede ser que realicemos un movimiento demasiado brusco para el que nuestro músculo todavía no estaba preparado. En el deporte suele darse si realizamos un movimiento sin haber calentado antes.

También puede producirse posterior a la realización del ejercicio. Es decir, que nuestro músculo se encuentre excesivamente fatigado.

Contractura muscular por un golpe o traumatismo en el músculo. También es bastante común que se produzca una contractura por mantener una mala postura durante un tiempo prolongado de tiempo. Por ello, es muy común que surjan cuando estamos durmiendo.

Además, hay un factor que mucha gente desconoce y que suele ser el más común: el estrés. Una persona que se encuentra estresada suele estar continuamente en tensión. Por tanto, a la larga, provoca estrés a los músculos y acaba contracturándolos.

Si sientes que durante la práctica deportiva o tras ella te duele algún músculo en particular; que tu cuello no puede moverse con naturalidad tras haber dormido; o si has recibido un golpe brusco y te duele más de lo normal, te recomendamos acudir a tu clínica de fisioterapia en Rivas, donde los mejores especialistas ayudarán a tu músculo a relajarse y volver completamente a la normalidad.

Motivos por los que puede surgir una contractura

Si bien anteriormente hemos explicado algunas de las causas más comunes de sufrir una contractura, existen otros factores que deben tenerse en cuenta:

  • Demasiado esfuerzo para el músculo, ya sea puntual o repetitivo por fatiga.
  • Músculo debilitado o sin suficiente fuerza.
  • Excesivo sedentarismo.
  • Posturas repetitivas forzadas y mantenidas en el tiempo. Esto puede ser, por ejemeplo, mantener el teléfono entre el cuello y el hombro.
  • Realizar un estiramiento del músculo demasiado brusco.
  • El frío es un denominador muy común de la aparición de contracturas.
  • Una mala alimentación e hidratación también puede producir un cúmulo de toxinas que provoque el mal funcionamiento de músculos y órganos.
  • El estrés y la ansiedad tiene bastantes elementos químicos que terminan contracturando el cuerpo.

Cómo tratar una contractura muscular

Si bien hay formas de evitar que surja una contractura muscular: calentamiento, evitar movimientos repetitivos, realizar estiramientos y evitar posturas incorrectas, hay veces que es imposible evitarlo y siguen apareciendo. En esta situación, si ya tienes una contractura muscular, no tienes más remedio que tratarla. No es nada aconsejable hacerlo por nuestra cuenta. Lo mejor es que acudas a tu fisioterapeuta en Rivas y que sea él quien evalúe el dolor y la contractura en sí.

Por tanto, en primer lugar, deja descansar la zona. Durante por lo menos 3 días antes de acudir, evita realizar deporte ni posturas incorrectas. Aplica calor seco en dosis de 10 minutos al día. Además, comer sano y tomar vitaminas es crucial para conseguir que el organismo mejore antes.

Si ves que la contractura te impide un movimiento normal o de tu vida diaria. Si sientes dolor, pinchazos o descargas eléctricas, no puedes dormir o el dolor no se alivia pasada una semana, es el momento de llamar a tu fisioterapeuta en Rivas.

Saber más
logopeda en Rivas

Señales de que tu hijo tiene que ir al logopeda

Los trastornos del lenguaje engloban diferentes aspectos de la vida de las personas. Entre las señales de que tu hijo tiene que ir al logopeda encontramos una falta de comprensión, producción e sonidos, gestualidad, socialización o un mal habla en el niño. Para poder identificar las posibles anomalías, lo más recomendable es conocer el proceso de adquisición normal del lenguaje y sus etapas.

Saber más