Calle Antonio Muñoz Molina, 1. 28521 Rivas - Vaciamadrid. Madrid.

Horario : 8:00 a 21:00h ininterrumpidamente de Lunes a Viernes
  Teléfono : 91 499 45 45 / 91 499 45 89

cuidar la boca

Salud bucodental, ¿Cómo cuidar la boca?

La salud bucodental es muy importante, no por cuestión estética, sino por cuestión de salud. El estado de nuestra boca está directamente ligado con el estado general de la salud. Por ello, una mala salud bucodental puede tener consecuencias que van más allá de las enfermedades bucodentales.

Existen algunas enfermedades bucodentales que agravan enfermedades y patologías de la salud en general. Estas enfermedades son: periodontitis, caries y halitosis, entre otras.

  • La periodontitis es una de las enfermedades dentales causadas por una mala higiene bucodental. Se produce por el sarro que se acumula en los dientes. Este genera infección bacteriana, destrucción paulatina de las encías y reducción del hueso que soporta el diente. Los síntomas más comunes están ligados a las encías: inflamadas, sensibles, habitual sangrado, dolor e incluso mal aliento, entre otros.
  • Halitosis: se produce por la acumulación bacteriana por todas las zonas de nuestra boca como dientes, encías y lengua. Sus síntomas más frecuentes son entre otros, el sangrado, sensación de sequedad en la boca y aparición de pequeñas bolas blancas en las amígdalas.

Estas enfermedades pueden aumentar las posibilidades de contraer o agravar otras enfermedades de corazón o de huesos. Por ello, es imprescindible cuidar la boca con acciones diarias de higiene y consumo.

Enfermedades por un mal cuidado de la boca

La salud bucal y las enfermedades del corazón se comunican por las bacterias. Estas se extienden desde la boca a otras partes del cuerpo a través de la sangre, pudiendo llegar al corazón.

La diabetes y las enfermedades de las encías también están relacionadas. Las personas que son diabéticas y que, además, no cuidan su salud bucodental mediante una buena higiene tienen mayor probabilidad de no poder controlar los niveles de azúcar en sangre.

Relacionado con los huesos, no cuidar la boca puede afectar a la artritis. En estos casos, las bacterias llegan desde la boca al estomago y a la sangre, donde al llegar a las circulaciones provoca inflamaciones.

El estado de la boca también se relaciona con la posible aparición de problemas neurológicos, como pueden ser ictus o demencia.

Pautas para cuidar la boca

Evitar la aparición de las enfermedades anteriormente nombradas tiene fácil solución. Para ello hay que tomar una serie de medidas y construir unos hábitos saludables de higiene:

  • Cepillarse los dientes un mínimo 3 veces al día, después de cada comida por un periodo de 2 o 3 minutos.
  • Utilizar dentífricos adecuados.
  • Usa hilo dental para limpiar aquellas zonas a las que los cepillos no pueden acceder correctamente.
  • Realizar revisiones cada 6 meses, así como limpiezas para eliminar la creación de sarro.
  • Mantener una buena alimentación. Intenta incluir en tu alimentación proteínas y vitamina C. Come frutas, verduras y evitar consumir muchos azucares como dulces o bebidas gaseosas y alimentos que se peguen a los dientes.
  • Usa correctamente tus dientes. No los utilices para abrir botellas o elementos duros que dañen los dientes.
  • Evitar el tabaco, ya que su consumo acelera las enfermedades periodontales y puede producir manchas en los dientes.
  • No consumir drogas.