Calle Antonio Muñoz Molina, 1. 28521 Rivas - Vaciamadrid. Madrid.

Horario : 8:00 a 21:00h ininterrumpidamente de Lunes a Viernes
  Teléfono : 91 499 45 45 / 91 499 45 89

dieta equilibrada

Cómo llevar una dieta equilibrada

El interés de las personas por conseguir una vida saludable, cuidando la alimentación, aumenta cada día. Pero para lograrlo y ayudaros a conseguirlo, lo primero es entender que es la dieta saludable o equilibrada. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS)una dieta saludable ayuda a protegernos de la malnutrición en todas sus formas, así como de las enfermedades no transmisibles, como la diabetes, las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares y el cáncer”.

Para tener una buena salud la alimentación es fundamental. Para llevar una dieta equilibrada hay que ingerir todos los nutrientes que nuestro organismo necesita, siempre en la proporción adecuada y sin excluir ningún grupo nutricional. Es tan importante no excederse en determinados alimentos como no escasear. Hay que consumir desde macronutrientes como hidratos de carbono, proteínas y grasas, hasta micronutrientes como vitaminas, antioxidantes y minerales.

Es importante tanto la cantidad como la calidad de los alimentos. Además, todo el consumo depende de nuestras características como la edad, sexo, estilo de vida o estado de salud, entre otros.

Si eres de los que no se preocupa por la alimentación, desde Clínica Levante queremos hablarte de los beneficios que tiene llevar una dieta equilibrada y cómo debes hacerlo.

Beneficios dieta equilibrada

Los beneficios de una dieta saludable son numerosos, tanto para la mente como para el cuerpo. Algunos de ellos son los siguientes.

  • Fortalece y mejora el sistema inmunitario.
  • Reduce las posibilidades de padecer enfermedades crónicas.
  • Mejora la circulación sanguínea.
  • Aumenta la productividad.
  • Evita enfermedades cardiovasculares.
  • Ayuda a obtener un peso saludable.
  • Previene la fatiga crónica y el cansancio.
  • Mejora el estado de ánimo más positivo y mayor energía para el día a día.
  • Aporta mayor rendimiento intelectual.
  • Promueve el adecuado tránsito intestinal.
  • Fortalece los huesos.
  • Ralentiza el envejecimiento.

Pautas a seguir

Para mantener una dieta equilibrada es fundamental la variedad de alimentos, siempre en las proporciones adecuadas. Y para ello, es recomendable planificar todas las comidas a la hora de hacer la lista de la compra, pero además:

  • Realizar cinco comidas al día: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena.
  • Comer lento y masticando bien los alimentos.
  • Beber agua, aproximadamente 2 litros.
  • Limitar el uso de sal.
  • Reducir el consumo de alcohol y bebidas azucaradas.
  • Consumo semanal: legumbres entre 2 y 4 veces, pescados entre 3 y 4 veces , carne magra entre 2 y 3 veces y pasta y arroz unas dos veces.
  • Consumo diario: 3 raciones al día de fruta, dos de verduras y hortalizas y dos de leche.
  • Evitar fritos y empanados.
  • Reducir el consumo de bollería.

Se deben aplicar estas pautas diariamente. Hacer que se convierta en un hábito y no en una obligación o necesidad. Además, en la medida de lo posible se recomienda combinar una dieta saludable con ejercicio físico, unos treinta minutos diarios.

Para mantener un estilo de vida saludable y mantener una buena salud es importante tanto la alimentación como el ejercicio. Van de la mano.