Calle Antonio Muñoz Molina, 1. 28521 Rivas - Vaciamadrid. Madrid.

Horario : 8:00 a 21:00h ininterrumpidamente de Lunes a Viernes
  Teléfono : 91 499 45 45 / 91 499 45 89

psicólogo para niños

La importancia de los diálogos con tus hijos según los psicólogos para niños

La capacidad de escucha y diálogo es uno de los pilares que deben estar presentes en una familia de forma ineludible. Hay que tener en cuenta que los niños son esponjas que absorben todo lo que ven y escuchan del entorno que les rodea. Por eso, el psicólogo para niños hace mucho hincapié en la forma en cómo nos dirigimos a nuestros hijos desde edades tempranas, y es que somos un espejo para ellos. Sin darnos cuenta vamos forjando su personalidad y todas nuestras reacciones dejan huella.

El psicólogo para niños en Rivas: la importancia de saber escuchar

Nuestro psicólogo en Rivas señala lo importante que es que los pequeños tengan la suficiente confianza con nosotros a la hora de expresas sus emociones y pensamientos para lograr una comunicación fluida. De esta forma, conseguimos una oportunidad única de conocernos mejor, intercambiar ideas o exteriorizar problemas. Y es que muchos progenitores que creen conocer a sus hijos, pero ese pensamiento dista mucho de la realidad. Quizá sea el momento de pararse a escuchar sus necesidades.

Varios estudios han demostrado que el conversar con nuestros hijos aumenta el vocabulario del niño y mejora sus habilidades comunicativas de forma importante. Además, hace que crezca en un entorno óptimo para su desarrollo tanto a nivel social como a nivel emocional.

El psicólogo infantil recomienda a los padres que cuando estén conversando con el niño le dejen intervenir, que no haya un monólogo. Aunque no estemos de acuerdo en lo que nos está diciendo debemos dejarle manifestarse de forma libre.

De qué y cómo hablar con tus hijos

Hay una serie de consejos generales a la hora de tratar con nuestros hijos:

  • No utilizar un tono despectivo.
  • Evitar alzar la voz.
  • No usar una actitud amenazante o tono de reproche.
  • No hacer comparaciones, ser irónicos o sarcásticos.
  • Hablar en positivo destacando lo que hace bien.
  •  No negar o minimizar sus sentimientos o emociones.

Hay que tener en cuenta que las conversaciones tienen que ser acordes a la edad del niño. Cuando son más pequeños hay que explicarles las cosas de una forma simplificada, sin ahondar mucho en la información. Debes ser conciso, que los conceptos sean claros, ya que cuanto más pequeño sea, menor es el tiempo de atención. Por este motivo hay que evitar las conversaciones largas ya que se harán farragosas y confusas para ellos.

Otro punto importante que destaca nuestro psiocólogo para niños es cómo abordar temas complicados (muerte, acoso escolar, racismo, etc). Desde el principio hay que llevar la conversación por un buen rumbo. Una forma adecuada es interesarse por qué conocen u opinan sobre el tema y, a partir de ahí, aclarar conceptos, ampliar sus conocimientos, darles acceso a información, etc. A medida que se hagan mayores los padres pueden ampliar el abanico de cosas que les preocupen (sexo, abuso de alcohol o drogas, suicidio…)