Calle Antonio Muñoz Molina, 1. 28521 Rivas - Vaciamadrid. Madrid.

Horario : 8:00 a 21:00h ininterrumpidamente de Lunes a Viernes
  Teléfono : 91 499 45 45 / 91 499 45 89

demencia senil

¿Qué es la demencia senil? Síntomas y prevención

La demencia senil se caracteriza por un deterioro progresivo de las funciones cognitivas. Para entender lo que es la demencia senil hay que conocer los dos términos que lo conforman. Por un lado, la demencia hace referencia al conjunto de síntomas que afectan a la perdida de memoria y habilidades sociales que interfieren en el día a día. Por su parte, senil se refiere a las personas de avanzada edad.

Es importante saber que la demencia senil no es una enfermedad especifica, si no que son otras enfermedades las que pueden provocar demencia senil.

Síntomas

Como hemos mencionado la demencia senil tiene síntomas que afectan a las funciones cognitivas de las personas mayores. Esto significa que afecta al comportamiento, al lenguaje, memoria y percepción, entre otras cosas.  

Para mayor entendimiento la persona progresivamente sufre un deterioro cognitivoleve que incluye la dificultad para realizar varias tareas a la vez, dificulta el recuerdo de hechos o conversaciones recientes. Según avanza la demencia, los síntomas son los siguientes:

  • Pérdida de habilidades sociales.
  • Dificultad para comunicarse, por la progresiva perdida de memoria. No encontrar las palabras adecuadas.
  • Cambios de personalidad con comportamientos inapropiados y poco común en la persona afectada.
  • Pérdida del sentido de la orientación.
  • Dificultad para memorizar y realizar determinadas actividades que afectan a la mente.
  • Cambios en el patrón del sueño, lo que aumenta el riesgo de sufrir alucinaciones y delirios, entre otros.
  • Dificultad para razonar.
  • Dificultad para resolver problemas.

Pautas para prevenir la demencia senil

La demencia senil no se puede evitar, pero si se pueden llevar a cabo una serie de pautas para estimular la memoria y que su perdida sea más lenta. Para ello hay que tener en cuenta la etapa y la enfermedad que tiene concretamente el paciente.

Es importante que para realizar los ejercicios que previenen la demencia senil el paciente este de acuerdo, pues delo contrario puede afectar negativamente generando ansiedad.

Será el médico quien se encargue de determinar cuales son los ejercicios adecuados según cada persona. Las siguientes actividades pueden, en muchos casos, estimular la memoria:

  • Actividades mentales y físicas: algunos ejemplos de actividades mentales son la realización de puzles, crucigramas, sudokus e incluso juegos de mesa que ejerciten la mente. Por su parte, las actividades físicas son aquellas que ayudan a ejercitar la coordinación motora como el baile o ejercicios de gimnasia.
  • Actividades sociales: es importante que el fomento tenga relaciones sociales con familiares y amigos, estimular la conversación y los recuerdos.  También se recomienda hacer actividades culturales.
  • Actividades diarias. Entendemos estas actividades como aquellas que realizamos diariamente, tales como poner la mesa, cocinar, planchar, limpiar, cuidar a mascotas, etc.
  • Actividades creativas: ayudan a pensar y a estar entretenido, pensar en experiencias, ejercitar la coordinación y transmitirla a través de la pintura, por ejemplo.
  • Actividades para ejercitar memoria para retrasar su perdida, o al menos que la perdida no sea completa. Es muy útil ver fotografías familiares, leer cartas, recordar momentos de la infancia, experiencias sociales, etc.  

Para la prevención también se pueden llevar a cabo otra serie de pautas como el consumo de vitaminas, mantener una dieta saludable y tratar los problemas de audición, entre otros.