Calle Antonio Muñoz Molina, 1. 28521 Rivas - Vaciamadrid. Madrid.

Horario : 8:00 a 21:00h ininterrumpidamente de Lunes a Viernes
  Teléfono : 91 499 45 45 / 91 499 45 89

trombos

Trombos: ¿Qué son? ¿Por qué se producen? ¿Qué síntomas provoca?

Los trombos son coágulos de sangre que se generan en el interior de una vena, que no se separan y permanecen durante mucho tiempo en el vaso sanguíneo. Se produce en la pared interna y va creciendo poco a poco. En los primeros días impide la circulación de la sangre parcialmente y posteriormente impide su recorrido al completo. 

El proceso por el que se generan los trombos en los vasos sanguíneos y la obstrucción de la sangre es total se denomina trombosis.

La trombosis puede ser de varios tipos, distinguiendo cuando se produce en las venas y cuando tienen lugar en las arterias. Esta última se conoce como trombosis arterial. Cuando se produce en las venas se diferencia entre:

  • Trombosis Venosa Profunda: tienen lugar en las venas profundas del cuerpo.
  • Trombosis Venosa Superficial: se localiza en las venas superficiales del cuerpo.
  • Embolia pulmonar: se produce en los vasos de los pulmones.

Los motivos por los que se producen los trombos pueden ser varios, entre los más comunes se encuentra estar un periodo largo de tiempo inmovilizado o enfermedades como diabetes, obesidad o cáncer. No obstante, hay factores y motivos que incrementan la posibilidad de su aparición y que puede afectar a cualquier persona.

  • Edad avanzada: mayores de 60 años.
  • Sedentarismo.
  • Diabéticos.
  • Personas con hipercoagulabilidad, es decir, que coagulan más fácil de lo normal.
  • Tabaquismo.
  • Hipertensos.
  • Obesidad.
  • Primeros meses del embarazo.
  • Antecedentes genéticos.
  • Enfermedades como el cáncer.

Síntomas que provoca la trombosis

Es importante conocer los síntomas para detectar los trombos a tiempo. Los síntomas de la trombosis, sea producida en las venas o en las arterias, pueden ser diversos. Los más comunes tienen lugar en las extremidades: trombos en piernas y brazos, cuya aparición es en pocos días. En caso de no tratarse a tiempo puede difundirse por otras zonas mas peligrosas como los pulmones. Los primeros síntomas son:

  • Hinchazón.
  • Aumento de la temperatura, sintiendo calor en la zona.
  • Dolor.
  • Aumento de la sensibilidad y enrojecimiento.
  • Inflamación.

Los síntomas cuando han alcanzado los pulmones (embolia pulmonar) son más notables. Algunos de ellos son:

  • Fiebre.
  • Tos.
  • Dificultad para respirar.
  • Dolor en el pecho.

Si tienes alguno de los síntomas comentados puedes consultar con nuestro servicio médico para confirmar si se trata o no de un trombo.

¿Hay tratamientos?

Sí. Existen tratamientos para cualquiera de las fases en las que se encuentre la trombosis. Se puede establecer tratamiento para:

  • Disminuir la probabilidad de que se produzca otro trombo.
  • Prevenir que crezca el coagulo.
  • Evitar que se extienda.

El tratamiento debe ser prescrito por el médico, dado que ellos conocen en profundidad el caso particular de cada persona y cual es la mejor opción.  Puede ser tratamiento a base de inyecciones, de pastillas, o de ambos. En cuanto a la duración, también la establece el médico, pero suele tener una duración mínima de 3 meses.

Recomendaciones para prevenir los trombos

Si quieres prevenir la aparición de trombos te dejamos unas recomendaciones fáciles de seguir y que no conllevan esfuerzos:

  • Evitar llevar vestimenta justa diariamente.
  • No estar mucho tiempo en una misma posición. Intenta no permanecer mas de una hora seguida ni de pie ni sentado.
  • Cuidar la alimentación, disminuyendo la sal. 
  • Hacer ejercicio.
  • Seguir las recomendaciones e indicaciones de los médicos.
  • Dejar de fumar.
  • Evitar golpes, caídas que dañen las piernas y/o los brazos.