Calle Antonio Muñoz Molina, 1. 28521 Rivas - Vaciamadrid. Madrid.

Horario : 8:00 a 21:00h ininterrumpidamente de Lunes a Viernes
  Teléfono : 91 499 45 45 / 91 499 45 89

cólico nefrítico

Cómo saber si tengo un cólico nefrítico: síntomas y causas

El cólico nefrítico o renal es una obstrucción de las vías urinarias que provoca un dolor lumbar intenso y repentino. Generalmente se produce debido a la presencia de un cálculo que se encuentra en la vía urinaria.

La causa principal de un cólico nefrítico es, como hemos mencionado, la presencia de cálculo, es decir, piedras en el uréter. Debido a las piedras se obstruye el riñón y se retiene la orina. Por ello, se dilatas las vías urinarias y es lo que provoca el dolor lumbar.

Síntomas

El síntoma más claro por el que los pacientes acuden a consulta es el dolor intenso. No obstante, no es el único síntoma que provoca un cólico nefrítico.

  • Dolor intenso que generalmente comienza en la zona lumbar y se extiende hacia el abdomen. Dicho dolor no se prolonga en el tiempo, es decir, es repentino por lo que puede durar unas horas. Aunque es habitual que vuelva aparecer durante días posteriores si no se trata.
  • Náuseas y vómitos.
  • Dolor al orinar.
  • Malestar acompañado de sudoración.
  • Sangre al orinar.
  • En ocasiones, aunque no es lo habitual, fiebre.

Pruebas para diagnosticar el cólico nefrítico

Cuando una persona acude a consulta por un dolor lumbar, para diagnosticar si es o no un cólico nefrítico se suelen realizar las siguientes pruebas médicas:

  • Análisis de sangre: sirve para saber si existe un daño en la labor de los riñones.
  • Análisis de orina: como en ocasiones el cólico provoca sangrado al orinar, de esta manera se puede analizar.
  • Radiografía para valorar la situación de las vías urinarias. Al realizar una radiografía de abdomen se puede comprobar la composición cálcica y con ello, los cólicos.
  • Ecografía, para saber si hay dilatación de la vía urinaria o si hay alteraciones en la zona.
  • TAC o ureterografía intravenosa. Con estas pruebas médicas es posible conocer el recorrido de la vía urinaria desde el riñón hasta la uretra.

Tratamiento

El tratamiento para un cólico nefrítico depende de cada caso, influye el grado de obstrucción y el tiempo, entre otros. Lo habitual para paliar los dolores y su intensidad es el empleo de analgésicos o antiinflamatorios. En un primer momento siempre por vía oral.

Si el cólico trae consigo vómitos e infección también se recetan medicamentos para su eliminación.

Para casos más graves, en los que el tratamiento por medicamento no sea efectivo se emplean técnicas endoscopias como por ejemplo catéter, nefrostomía percutánea, litotricia endoureteral o ureterorrenoscopia, etc. En casos más extremos, para extraer las piedras o el elemento que obstruye las vías urinarias es necesaria realizar una cirugía.

Recomendaciones ante un cólico nefrítico

Si se tiene un cólico nefrítico hay algunas pautas que se tienen que llevar a cabo. Te contamos cuales son. No obstante,  hay que llevar a cabo las recomendaciones y pautas dadas por el médico.

  • Beber agua para facilitar el paso de las piedras.
  • Aplicar calor en la zona dolorida, ya que tiene efecto calmante.
  • No realizar comidas pesadas ni abundantes.
  • Tomar analgésicos.
  • Reducir el consumo de sal.
  • Consumir alimentos ricos en citratos.